Las crisis de la fe: de su Reforma a su refutación

Las crisis de la fe: de su
Reforma a su refutación

Decir que el hombre es un ser esencialmente en falta es señalar la crisis como condición estructural suya. Valga decir: lo humano se configura en virtud de la crisis y no a pesar de ella. Si el arte y la filosofía han sido genuinos intentos de lo humano para palear esta su condición estructural, no lo ha sido menos la fe. A la fe la atraviesa y habita la crisis. No pretendo negar con esto la existencia de personas que se han mantenido seguras de su fe, afirmo más bien que la fe, en tanto respuesta a una falta, necesita de la falta para existir; en este sentido la postura de aquellos religiosos convencidos, lejos de disipar la condición crítica del hombre, la afirman. La religión cristiana particularmente ha sido consciente de esta condición crítica de la fe, de allí las innumerables reformas en su historia, siendo el hecho conocido como La Reforma el más trascendental. Conscientes de que pensar la fe es pensar la condición humana, en el Centro de Estudios Estanislao Zuleta rendimos un homenaje crítico a esta gesta encabezada por Martin Lutero hace 500 años. Un homenaje que trata de reconocer las grandezas y las miserias que este acontecimiento ha producido en la historia, con la intención última de reivindicar el humanismo que grandes figuras del siglo XIX defendieron. Los invitamos pues a que nos acompañen en este homenaje donde estaremos conversando, junto con Vincent Restrepo y Carlos Mario González, sobre esta relación entre crisis y fe y amablemente les solicito que propaguen esta invitación a sus conocidos.

Vea el video de la conversación haciendo click aquí:

En primer lugar, soy escritura (Katherine Mansfield)

En primer lugar,
soy la escritura
(Katherine Mansfield)

Murió muy joven, demasiado joven, apenas de 34 años, pero fue suficiente para vivir una vida intensa, para hacer una literatura inolvidable. Se integró a esa serie de valientes mujeres (Lou Salomé, Isadora Duncan, Camille Claudel, Marguerite Yourcenar, Milena Jesenska, etc.) que a comienzos del siglo xx reclamaron para sí el más preciado bien humano: la autonomía personal, y que con su particular actitud mucho contribuyeron a desbrozar el camino de la libertad para las mujeres venideras. El amor, la sexualidad, la muerte, el matrimonio, la soledad, la angustia, la enfermedad fueron asuntos cercanos a su vida y a su obra. Como Kafka, como Chejov, como Proust, coetáneos suyos, murió sin querer morir.
A conocer un poco a esta feliz y adolorida mujer, a aproximarnos al valor de su obra, a seguirla en sus luchas y en su soledad, a acompañarla en su indeseada caída en la muerte, en fin, a conocer un bello ser humano, es a lo que les invito en la Biblioteca Pública Piloto, este martes 2 de mayo a las 6:30 p.m.
Entretanto los dejo con unas palabras de Katherine Mansfield que la retratan de cuerpo entero: “El estado de indiferencia es realmente extraño en mi naturaleza y vivir en él es la única forma de infierno que yo puedo concebir”.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí:

La deuda de los maestros con sus maestros: El caso de Estanislao Zuleta y Toño Restrepo

La deuda de los maestros
con sus maestros:
El caso de Estanislao Zuleta y
Toño Restrepo
Está de moda rechazar a los maestros, negar su función referencial, alimentar la idea de ser hijo de si mismo y suponer que el conocimiento resulta del mero intercambio de opiniones. Quienes asumimos la enseñanza de Toño Restrepo y de Estanislao Zuleta pensamos muy distinto, pues éstos, herederos a su vez de pensadores como Platón y Nietzsche, reivindican que sólo se puede acceder a un saber fundamentado cuando hay una búsqueda que sabe partir del reconocimiento de que no se sabe, motivo por el cual se apresta a saber. Todo saber espontáneo e inmediato es una ilusión y una resistencia contra la producción de la verdad racional. Herederos creativos de su maestro Nietzsche, Toño y Zuleta nos permitirán conversar sobre asuntos decisivos que ellos supieron elaborar en su relación con el autor de Zaratustra, tales como qué es un maestro, cuáles son las condiciones de posibilidad para que el pensar se dé y qué lugar y función guardan para el ser humano los ámbitos de la historia y la política. Maestros ante su maestro, Toño y Estanislao nos ayudarán a entender en qué consiste aprender con humildad de otros para saber con sapiencia quién es uno mismo. A un diálogo sobre esto, como homenaje, además, a Toño Restrepo en sus 15 años de fallecimiento, es a lo que cordialmente les invito, al tiempo que les agradeceré si propagan entre vuestros conocidos esta invitación.

Vea el video de la conversación haciendo click aquí:

Un espantoso crimen: ser una mujer apasionada (Camille Claudel)

Un espantoso crimen: ser
una mujer apasionada
(Camille Claudel)

Bella, genial, rebelde, transgresora, incomprendida, amante apasionada, abandonada por el hombre que amó y, como colofón, encerrada en un manicomio por un hermano y una familia ultraconservadores y reaccionarios que quisieron así silenciar al miembro díscolo que los avergonzaba: he ahí los ingredientes que han delineado la leyenda romántica que se ha cernido sobre Camille Claudel y que ha obnubilado algo esencial de su historia: su inmensa calidad como artista, como escultora.
En esta conferencia les estoy invitando a recuperar la memoria de Camille Claudel, desplegando la reflexión sobre su trágica existencia, pero recuperando su valor como artista, de tal forma que la valoración que hagamos de ella nos la represente más allá de ser la discípula y amante de Auguste Rodin y la hermana loca de Paul Claudel.
Camille Claudel, una mujer apasionada, una mujer trágica en su vida, sí, pero también una mujer que talló una obra que por sí misma merece que en nuestros días la recordemos y la tengamos como un referente para elaborar nuestras propias actitudes ante el amor, la vejez, la soledad, la incomunicación humana, el miedo a descubrirnos ante el otro y muchos aspectos más de la vida. Para hablar de esto les espero en el auditorio, a la par que les agradecería que dieran a conocer esta invitación entre sus conocidos.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí:

La universidad como fábrica de uniformidad, ignorancia y docilidad

La universidad como fábrica
de uniformidad, ignorancia y docilidad
Ninguna institución más reverenciada en nuestra época que la universitaria; se dice de ella que es la base del desarrollo de la sociedad, que es el lugar que provee el avance cultural, que es el recurso social para que el individuo “sea alguien en la vida”, en fin, que en ella se centra la esperanza de un futuro mejor para todos. Es, pues, la universidad, una institución idealizada como ninguna en nuestra época.
Es esa idea la que queremos interrogar y objetar para mostrar que tras la imagen de “bien para todos”, la universidad opera como un dispositivo que forma a sus individuos ―al margen de su especialización, y en gran medida debido a esto― en una notoria ignorancia, una empobrecedora uniformidad y una lamentable docilidad, todo lo cual le permite reducir el saber a una simple función informativa y operativa, anulando toda la dimensión crítica de éste.
Conmemorando a Luis Antonio Restrepo en los 15 años de su fallecimiento, apoyándonos en el legado de su pensamiento y en el de su amigo Estanislao Zuleta, el próximo miércoles, a las seis y media de la tarde, en la Biblioteca Pública Piloto, tres miembros del CEEZ, Daniela Cardona, Juan David Gómez y Carlos Mario González, estaremos conversando de cara a los asistentes, y con participación de éstos en la última media hora, sobre el tema “La universidad como fábrica de uniformidad, ignorancia y docilidad“. La invitación, pues, es para que nos acompañen en este encuentro de la reflexión, la crítica y la conversación.

Vea el video de la conversación haciendo click aquí:

 

 

El cuerpo como fiesta para el amor y el arte (Isadora Duncan)

Isadora Duncan

¿Esta vez a quién les invito que traigamos del pasado para que con su vida y su obra podamos reflexionar sobre lo que nosotros somos y sobre lo que podrían ser nuevas formas y valores para nuestra vida? ¿A quién convocar este próximo martes para que nos hable de su existencia, con sus logros y derrotas, sus sueños y frustraciones, sus virtudes y miserias, sus creaciones y repeticiones, brindándonos así la posibilidad de pensar, a la vez, en la nuestra?

Será una mujer fascinante por la fuerza de su pasión, por la autenticidad de su compromiso vital, por la valentía con la que asumió su propósito de ser una mujer libre, incluso por el coraje con el que asimiló los fracasos con los que el destino nunca dejó de fustigarla. Su nombre: Isadora Duncan, la inmensa bailarina norteamericana inventora de la danza moderna. Isadora, la siempre cautivante y conmovedora Isadora, huracán de mujer en todos los sentidos de la palabra, capaz de arriesgarlo todo por un momento de éxtasis vital, rebelde llena de causas, en fin, Isadora, con algo de Virginia Woolf, de Margarite Yourcenar, de Lou Andrés Salomé, de Simone de Beauvoir y con mucho exclusivamente de ella, no sólo “bailó la libertad de la mujer”, sino que, a nombre de su intensa e indeclinable pasión por vivir, interrogó en forma activa todas las instituciones y prácticas en que se desenvuelve nuestra existencia: el amor, la feminidad, el matrimonio, la maternidad , el capitalismo, el dinero, la educación, la sexualidad, la patria, el devenir mercancía del arte, la muerte y muchas más, pero todas ellas gravitando en torno a lo que fue el eje de su vida toda: el cuerpo, ese prodigio en que somos por un efímero tiempo, que nos depara el enigmático goce de la sexualidad, que es lenguaje de nuestro ser y en el que se consumará nuestra muerte, ese cuerpo que puede ser libertad o prisión, dicha o dolor, deseo o rechazo, canto o gemido, que baila o renquea, en el que nos hacemos y nos deshacemos, ese cuerpo que es principio y fin de nuestra aventura, ese cuerpo, clave del ser humano, fue el privilegiado objeto de Isadora que no cejó nunca en cultivarlo a la espera de las dos alegrías supremas que nos puede regalar: la vivencia artística y el éxtasis del amor.

Esa es la Isadora que invito a traer hasta nosotros este martes, 6:30 p.m., Biblioteca Pública Piloto. Ojalá estén allí y que lo hagan saber de amigos y conocidos.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí:

Estanislao Zuleta a 27 años de su muerte

Hace 27 años dejó de existir Estanislao Zuleta, en mi concepto, el más importante pensador y ensayista colombiano y, sin duda, uno de los más creadores y enriquecedores en América. Sobre sus complejos aportes (que se refieren a numerosos temas como por ejemplo, a la complementariedad dialéctica entre marxismo y psicoanálisis, a la iniciación de una crítica literaria interpretativa, nueva en nuestro medio; a una exégesis de grandes creadores en el campo de la filosofía y la literatura —en las cátedras y conferencias que realizó durante décadas— así como al aporte creativo de algunos ensayos filosóficos de que es autor) se necesitaría escribir rigurosos y exigentes estudios. A algunos aspectos de esa obra, rica y variada, me he referido, con alguna extensión, en el ensayo “Zuleta: el amigo y el maestro”, publicado en un libro de “Memorias…” por la universidad de Los Andes; también en la conferencia, “Estanislao Zuleta; algunos aportes de su pensamiento”, y en el prólogo a la compilación de sus conferencias sobre “Thomas Mann: la montaña mágica y la llanura prosaica”, editada gracias a mi gestión como director de publicaciones de COLCULTURA y que fue el primer libro de Zuleta y el que lo lanzó a escala nacional, con 10.000 ejemplares. A esos escritos me remito para completar este mensaje de ocasión y excusar su brevedad y obligatorio esquematismo.

En este recordatorio, deseo destacar ante todo, el carácter de búsqueda permanente, de insatisfacción y de ensayo, que tiene la obra de Zuleta, aunque, claro está, siempre sobre la base tácita o explícita de un desarraigo radical y crítico respecto al Sistema imperante y respecto a otros ya vencidos. Esa apertura multifacética, esa resistencia lúcida a un saber que se pretenda concluyente y que aspire a ser una “pura doctrina”, indiscutible y partidista, explican el hecho de que esa obra se pueda abordar desde muy diversas perspectivas y de que sea accesible a través de muchos y diversos conflictos. Más que conclusiones o presuntas conquistas filosóficas, Zuleta nos ha legado una fecunda complejidad metodológica (saturada de contradicciones fructíferas) y un compendio de sugerencias, interpretaciones y orientaciones, en la lectura de los grandes autores (especialmente de la modernidad pero partiendo de los clásicos griegos), convirtiéndose así en suscitador de profundas inquietudes e indagaciones trascendentes e influyendo ampliamente en los mejores representantes y compañeros de su generación y de las posteriores.

Siempre estuvo en guardia frente a las pretensiones de monopolizar la verdad, y de diversas maneras se refirió a esa ambición como una amenaza de censura y avasallamiento. Su afirmación, por ejemplo, de que sólo la lectura a través de los propios conflictos es verdaderamente productiva de un cambio existencial, resulta modificando en forma audaz la jerarquía de los autores y relativizando la tradición académica, y en una conferencia, “A la memoria de M. Heidegger”, hace suyo el método existencial de conocimiento de este filósofo, cuando dice: “la Selva Negra figura continuamente en su obra como metáfora, por ejemplo en el ensayo, Qué significa pensar, donde afirma: en el bosque hay caminos; muchos de ellos no conducen a ninguna parte, pero sólo el que se ha extraviado innumerables veces en ellos, aprende a conocer el bosque. Y así el bosque funciona como metáfora del conocimiento.”

En esta fecha dolorosa, quiero, para finalizar, expresar mi deseo de que esta conmemoración resulte una ocasión más para fomentar el diálogo y la unidad eficaz, entre quienes hemos asimilado y difundido su valioso legado, de modo tal que su radio de acción se amplíe cada vez más y sea cada vez más fructífero.

Eduardo Gómez
Poeta y Novelista
Amigo de Estanislao Zuleta
Jubilado de la Universidad de los Andes

El peso de nuestro pasado en lo que somos

El peso de nuestro pasado
en lo que somos

«La historia ese diálogo perpetuo entre el presente y el pasado»
Lucien Febvre

Es un lugar común decir que somos seres históricos, valga decir, que los seres humanos estamos hechos en la materia del tiempo y por tanto, signados por la finitud.

La conferencia que ofreceré bajo el título “El peso de nuestro pasado en lo que somos”, pretende reflexionar sobre la fundamental necesidad de hacer del pasado colectivo un territorio significado que, por ende, nos ayude a entender por qué somos lo que somos y no otra cosa, y nos permita reconocer con cuáles fuerzas e ideales contamos para aventurarnos a inventar el futuro.
No está de más recordar que esta conferencia inaugura un evento nuevo del Centro de Estudios Estanislao Zuleta (CEEZ) que, con el formato de una conversación libre de tres personas, miembros del mismo CEEZ, de cara al público, abordará los terceros miércoles de cada mes una serie de grandes acontecimientos históricos de especial aniversario en el 2017 y de indiscutible importancia en nuestro propio destino como sociedad. Contamos, pues, con vuestra compañía y con vuestra amabilidad para ayudarnos a difundir entre amigos y conocidos esta invitación.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí:

Vivir es lo más raro que hay en el mundo (Oscar Wilde)

Vivir es lo más raro
que hay en el mundo
(Oscar Wilde)

Wilde, exquisito e irreverente, desató una mordaz crítica contra su época y su sociedad, pero no calculó la desproporcionada violencia y ferocidad con la que se le respondería y de resultas de lo cual se extinguirían prematuramente su vida y su obra. Wilde cuestionó frontalmente la moral sexual, el papel del periodismo, el empobrecimiento cultural moderno, el trabajo enajenador y el daño material y espiritual que inflige una sociedad que hace de la propiedad privada un medio y un fin absolutos. La implacable respuesta de todos los poderes confabulados delineó el trágico final del autor de El retrato de Dorian Gray.
Esta conferencia buscará traer hasta nosotros el drama que se entretejió entre vida y obra de Wilde, por un lado, y poderes sociales hegemónicos, por otro, para resaltar en el agudo autor del Reino Unido la pertinencia de su encendido reclamo a favor de una sociedad más digna y una humanidad regida por ideales más elevados. Espero, pues, que nos podamos encontrar para compartir una mirada al aporte de Wilde y a su vigencia en nuestros días.

Asesinato de Yuliana Samboni

El Centro de Estudios Estanislao Zuleta hace suyas las palabras de La Organización Nacional Indígena de Colombia y rechaza rotundamente el crimen contra Yuliana Samboni. ¡NI UNA MENOS!

ONIC RECHAZA TORTURA, VIOLACIÓN Y VIL ASESINATO DE LA MENOR YANACONA YULIANA SAMBONI MUÑOZ

La Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC, repudia el atroz crimen contra la niña indígena del pueblo Yanacona Yuliana Andrea Samboni Muñoz, quien a sus 7 años de vida conoció la crueldad y la misoginia (odio a las mujeres) producto de una sociedad machista, racista e inequitativa.

Este acto ignominioso ocurre a escasos diez días de haber adelantado múltiples acciones en el marco del Día Internacional de la No Violencia contra las mujeres; y en plena campaña de ’16 días de activismo contra la Violencia de Género’.

Para la sociedad civil, hombres y mujeres indígenas este crimen tuvo efectos devastadores e irreparables en la vida de la niña y su familia, Juliana sufrió tortura y violencia sexual por parte del agresor que cegó su vida, extendiendo este daño irremediable al Pueblo Yanacona, al que le reconocemos su cultura y resistencia por la pervivencia. El dolor de su familia es también el nuestro y sabemos que nada le devolverá la vida, una semilla de vida que apagaron violentamente.

Es por esto que todos los Pueblos Indígenas de Colombia a una sola voz exigimos justicia; no aceptamos argumentos ni acciones que intenten justificar o atenuar este horrendo crimen bajo el diagnostico de salud mental o cualquier otro que conlleve a la impunidad del acto. Por la VERDAD, que permita esclarecer las condicione en las que se dan los hechos. JUSTICIA, castigo ejemplar condenando a los responsables a la máxima pena por estos hechos. REPARACIÓN para la familia y MEDIDAS para que el Estado Colombiano garantice la no repetición de estos horribles actos sobre la vida de ninguna niña o mujer y para que los pueblos indígenas no tengan que abandonar sus territorios en búsqueda de mejores condiciones de vida o huyendo de la violencia.

Instamos a la Fiscalía General de la Nación; realizar las acciones pertinentes de investigación judicial para la custodia de las pruebas y que el caso de la menor Yanacona Juliana Andrea Samboni Muñoz no quede en la impunidad como muchos casos más de feminicidio, teniendo en cuenta el poder que ostenta el sospechoso y su familia.

footer test