Muerte de Fidel Castro

Fidel Castro

Ahora el mundo burgués y sus epígonos de todo tipo y pelambre – académicos mandarines, periodistas acomodados, todos a una publicistas del sistema social dominante – harán con la muerte de Fidel lo que siempre gustan de hacer cada que muere un gran personaje que ha tenido la osadía de combatir el orden de cosas reinante, es decir, el capitalismo craso y despiadado: lo desocializarán, lo deshistorizarán y lo despolitizarán, reduciéndolo todo a un asunto personal del gran líder, a sus propósitos, intenciones y capacidades, para terminar donde siempre les encanta llegar y que les permite escamotear el análisis social: el juicio moralizante. Entonces, mediante este vulgar paso de mano, ya sabemos lo que se dirá, llenando páginas y páginas de prensa, horas y horas radiales, canales y canales telemáticos: Fidel un sátrapa, un dictador embebido en su poder y entregado al goce de oprimir a su pueblo por la simple determinación de su espíritu tiránico. Listo, nada de lo social se interroga, nada de esto se pone en cuestión, el asunto es muy simple: un individuo de ambición perversa por el poder arrastró a su sociedad al desfiladero del totalitarismo. La solución está a la mano: muerto el cruel sólo resta que Cuba retorne al mercado, emblema de “la libertad y el desarrollo” que desde hace 250 años promete – sin cumplirlo – el sacrosanto mundo burgués. De antemano da náuseas esta avalancha de “análisis” que nos aguarda por estos días y los “sesudos” comentarios de los cancerberos universitarios y mediáticos del orden establecido.
En consonancia con esto, nos corresponde a quienes no jugamos este juego justipreciar la figura y el papel de Fidel como un hombre de gran talla que enfrentó valientemente al capitalismo omnipotente, evaluación del cometido de Fidel que, sin menoscabo de opciones erróneas que haya tomado y de las cuales ha de hacérsele responsable, tiene que inscribirse en un contexto social, histórico y político, no sólo nacional sino internacional, pues las decisiones de un dirigente no responden a su mera voluntad y capricho, esto es, no es por un gesto individual que se llevan a cabo, por el contrario, sus movimientos y acciones se despliegan según la correlación de fuerzas sociales, intra e internacionales, que determinan su margen de movimiento y decisión. Recordemos y destaquemos críticamente la figura de Fidel, sin incurrir en el tergiversador “análisis” de los moralizantes de turno, sacando a relucir lo que estos gustan de encubrir en su apología del capitalismo: que la feroz y despiadada posición del imperialismo norteamericano ( igual que lo había hecho con Jacobo Arbenz en Guatemala o con Salvador Allende en Chile, por mencionar dos de su largo prontuario de intervenciones “democráticas” consumadas a sangre y fuego para defender la libertad burguesa de “acumular, acumular, acumular” ) y de sus países áulicos en América ( entre los cuales nuestro país fue uno de los que más rápida y dócilmente se arrodilló ante el mandato norteamericano ), limitó y deformó grandemente el margen de opciones económicas, sociales y políticas de que dispusieron los revolucionarios de Sierra Maestra.
Que ahora el imperialismo, sus países lacayos ( ¡ay, Colombia!) y sus corifeos académicos y mediáticos, no nos distraigan de hacer una ponderada evaluación crítica del papel histórico jugado por un hombre del que, por lo pronto, se puede decir que en materia de dignidad, compromiso y coraje social, está a años luz de los Laureano Gómez, Alberto y Carlos Lleras, Alfonso López Michelsen, Julio César Turbay, Misael Pastrana (padre e hijo, la misma calaña), Juan Manuel Santos y (dejando de mencionar una larga lista que caben aquí) el epítome de todos: el impresentable y avergonzante Álvaro Uribe, personajes estos que no representan sino la furia que los dioses quisieron descargar sobre nuestro atribulado país por algún ignoto crimen que cometimos en el albor de los tiempos. Fidel merece que tengamos con él la exaltación de una memoria crítica que se oponga frontalmente a quienes aprovecharán su muerte para, de manera simplista, defenestrar su recuerdo y el ecuánime reconocimiento que por siempre le deberemos.

Carlos Mario González
Director del Centro de Estudios Estanislao Zuleta (CEEZ)

Marx: su amor capital, Jenny (Karl Marx)

Marx: su amor capital, Jenny
(Karl Marx)

“El progreso social puede ser medido por la posición social que ha alcanzado la mujer”
Marx

En esta ocasión la atención estará puesta en el plano afectivo y personal de un hombre que entregó su vida al propósito de cambiar el mundo. El mismo Marx decía que la medida del cambio por el que uno lucha se expresa en el cambio que uno expresa en la propia vida personal. En esta conferencia le preguntaremos a Marx por su propia revolución personal, fundamentalmente en su condición de amante respecto de esa fascinante mujer que fue Jenny von Westphalen, su esposa; pero también lo seguiremos en su papel de hijo, de padre de estas tres valiosas hijas suyas, que fueron Jennychen, Laura y Eleanor; y de amigo en ese ejemplar vínculo de 40 años que sostuvo con Engels, pero también en el que lo ligó a Guillermo Wolff, aquel a quien le dedicó ni más ni menos que El Capital. Sus virtudes, pero también sus fallas, en este crucial ámbito del destino de cualquier ser humano que es el de la vida afectiva, serán el objeto de esta conferencia a la que les invito cordialmente.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí:

Cumpleaños Carlos Mario González

¡Feliz Cumpleaños a Carlos Mario González!

Profesor de la Universidad Nacional, Intelectual, Fundador del Centro de Estudios Estanislao Zuleta… nuestro maestro.

El Lector

¿Quién le conoce, a éste que bajó
su rostro, desde un ser hacia un segundo ser,
quien sólo el veloz pasar páginas plenas
a veces interrumpe con violencia ?
Ni siquiera su madre estaría segura
de si él es el que allí lee algo, empapado
de su sombra. Y nosotros, que teníamos horas,
¿qué sabemos de cuánto se le desvaneció
hasta que, con esfuerzo, alzó la vista?
cargando sobre sí lo que, abajo, en el libro,
sucedía, y con ojos dadivosos, que en vez
de tomar, se topaban a un mundo pleno y listo :
como niños callados que jugaban a solas
y, de pronto, vivencian lo existente;
mas sus rasgos, que estaban ordenados,
quedaron alterados para siempre.

—Reiner Maria Rilke

Vocabulario para la Paz

Un apuesta mancomunada para aportar a una Colombia más sensata, incluyente, justa y pacífica.

«Si alguien me objetara que el reconocimiento previo de los conflictos y las diferencias, de su inevitabilidad y su conveniencia, arriesgaría paralizar en nosotros la decisión y el entusiasmo en la lucha por una sociedad más justa, organizada y racional, yo le replicaría que para mí una sociedad mejor es una sociedad capaz de tener mejores conflictos. De reconocerlos y de contenerlos. De vivir no a pesar de ellos, sino productiva e inteligentemente en ellos. Que sólo un pueblo escéptico sobre la fiesta de la guerra, maduro para el conflicto, es un pueblo maduro para la paz.»
Estanislao Zuleta

Haga click aquí para descargar el Vocabulario para la Paz

La verdad se paga (Sigmund Freud)

La verdad se paga
(Sigmund Freud)

“El hombre viejo en vano se afana por el amor de la mujer, como lo recibiera primero de la madre; solo la tercera de las mujeres del destino, la callada diosa de la muerte, lo acogerá en sus brazos.”
Estas palabras del rey Lear, de Shakespeare, las hizo Freud suyas a la hora de pensar en los tres lugares que ocupa la mujer en la vida del hombre. La mujer, la sexualidad, la muerte, el amor, el deseo, etc., todo esto visto en el contexto de la particular concepción de Freud sobre la criatura humana como sujetada a lo inconsciente, más el rastreo de una vida que asumió con valentía su destino, sin rendirse ante los costos de sus decisiones y sin doblegarse ante los errores en que incurrió, en síntesis, el valor de una obra y el coraje de su creador serán el centro de atención de esta conferencia a la que gustosamente les estoy invitando.
Espero que nos podamos encontrar para desarrollar estos asuntos.

La indeclinable voluntad de ser sí mismo (Friedrich Nietzsche)

La indeclinable voluntad de
ser sí mismo
(Friedrich Nietzsche)

“No queremos que con nosotros sean indulgentes nuestros mejores enemigos, ni tampoco aquellos a quienes amamos a fondo. ¡Por ello dejadme que os diga la verdad!”
Nietzsche

Cuatro propósitos animarán esta conferencia: 1) Qué quiere decir en Nietzsche ser “sí mismo”, en función de lo cual desplegó la voluntad de forjar su destino; 2) Mostrar la íntima relación que hay entre la vida de Nietzsche y su obra; 3) Evocar sus conceptos fundamentales: la muerte de Dios, la voluntad de poder, la transvaloración de todos los valores y el superhombre; y 4) Defender a Nietzsche de esas visiones dogmáticas que se niegan a reconocer dificultades, errores e insuficiencias en su pensamiento filosófico.
Espero que nos podamos encontrar para desarrollar estos asuntos.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí:

Al amor lo roe el fracaso (Marcel Proust)

Al amor lo roe el fracaso
(Marcel Proust)

” (…) cuando pasados los años, encontramos a las mujeres a las que ya no amamos, ¿no está la muerte entre ellas y nosotros, lo mismo que si ya no fueran de este mundo, porque el hecho de que no exista ya convierte en muertos a las que eran entonces o al que éramos nosotros?”.
Marcel Proust

Me sumo a quienes consideran que de la mano de Proust nació la más hermosa y profunda novela que se haya escrito jamás: En busca del tiempo perdido. Ahora, lo asombroso es que un hombre que realizó una vida no propiamente admirable y quien prácticamente jamás fue amado apasionadamente por otro, en tanto sus propias pasiones amorosas nunca fue capaz de elevarlas a la altura de una historia compartida, sea quien nos haya llevado lejísimos en la indagación sobre el tiempo, la muerte, la memoria, el lenguaje, el arte, la amistad y el amor, entre otros. En esta conferencia lo que nos interesará será el amor y las amenazas que siempre penden sobre él hasta llevarlo al fracaso: los celos, el desamor y el olvido.
Espero, pues, que nos encontremos para recorrer con Proust la relación del amor con estos peligros que siempre lo acechan y frecuentemente lo llevan a su extinción.

“(…) amar es un maleficio como esos que salen en los cuentos, contra los que nada se puede hasta que concluye el sortilegio.”
—Marcel Proust.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí:

 

Al final siempre gana la muerte (Virginia Woolf)

Al final siempre gana la
muerte
(Virginia Woolf)

“Querido: estoy segura de que, de nuevo, me vuelvo loca. Creo que no puedo superar otra de aquellas terribles temporadas. No voy a recuperarme en esta ocasión. He empezado a oir voces y no me puedo concentrar. Por lo tanto, estoy haciendo lo que me parece mejor”. Así comienza la carta postrera que Virginia Woolf le escribió a Leonard, su esposo. A continuación dejó la nota en la mesa de estar, cogió su bastón, cruzó el campo que separaba su casa del río y al llegar a éste cargó su abrigo con piedras y se sumergió en la corriente.
Acto final de la vida de una mujer que, más allá de su obra (novelística, cuenística, ensayística, periodística, memorialista), me interesará examinar en esta conferencia como un refrente que nos ayude a calibrar lo que somos y nuestro propio oficio de vivir, razón por la cual la traeremos a nuestro presente para preguntarle por sus relaciones con el amor, la sexualidad, el matrimonio, la fraternidad, la formación y la compañía intelectual, el compromiso social con las mujeres, la locura y, sobre todo, con la muerte, esa muerte que siempre y de diversas maneras rondó su existencia.
Espero contar con vuestra compañía en esta conferencia.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí:

Vivir es un asunto de tenacidad y valentía (Hannah Arendt)

Vivir es asunto de tenacidad
y valentía
(Hannah Arendt)

La mejor manera de invitar a una conferencia que tenga como centro de la reflexión la vida de Hannah Arendt a la luz de sus aportes intelectuales, es cediéndole la palabra a ella misma:

“(…) Incluso en los tiempos más oscuros tenemos el derecho de esperar cierta iluminación, y que esta iluminación pueda llegarnos menos de teorías y conceptos que de la luz incierta, titilante y a menudo débil que irradian algunos hombres y mujeres en sus vidas y obras, bajo casi todas las circunstancias y que se extiende sobre el lapso de tiempo que les fue dado en la tierra”
Pues bien, es lo que me propongo con esta conferencia: que Hannah Arendt sea una luz para los tiempos de oscuridad que a nosotros mismos nos toca vivir. La indagación buscará que la gran pensadora alemana nos enseñe sobre la tenacidad con la que encaró su vida, la valentía para asumir la política, la nobleza como amiga, la lealtad como discípula, la firmeza como amante… A esperanzarnos con el rayo de luz que nos proyecta esta mujer es a lo que amablemente les invito para este martes 7 de junio, a las 6:30 p.m., en el auditorio de la Biblioteca Pública Piloto.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí:

Es posible ser y vivir de otra manera (Simone de Beauvoir)

Es posible ser y vivir de otra
manera
(Simone de Beauvoir)

La vida de Simone de Beauvoir fue una vida insólita e intensa. Insólita porque rompió radicalmente con los esquemas dominantes en materia de pareja, amor, sexualidad y mujer, entre otros; intensa porque apostó su destino a lo que sus ideas le trazaban, asumiendo los costos de su osadía, sin ceder jamás en sus convicciones. Es verdad que también, en ocasiones, la desmesurada apuesta amenazó con arrasarla, y ella, humana al fin y al cabo, se vio atrapada en la red de la angustia y el desconsuelo. No obstante, fue consecuente hasta el último respiro.
La vida misma de Simone de Beauvoir fue una valiente crítica a la noción de lo que es una mujer, al amor y la sexualidad en sus relaciones con la fidelidad, al concepto de pareja como exclusividad, al lugar de la muerte en nuestra humana condición, a la normalización de la opresión social y política, en fin, su vida fue un punzón dirigido directamente al corazón de nuestros valores hegemónicos y fue el cincel que esculpió otra manera de atravesar este instante de setenta años del que gozamos antes de desaparecer en la nada ineludible.
Eso sí, nuestra cultura la trató igual que suele tratar a todos los que cuestionan y transgreden radicalmente sus valores e ideales: aplicando todo su poder no a refutarlos sino a ignorarlos, queriendo reducirlos a simples figuras excéntricas y curiosas que no inciden más allá de su propio destino personal. Oponerse a esto es lo que, dentro de sus posibilidades, tratará de hacer la conferencia a la que les invito, en tanto buscará recuperar la interrogación a lo que somos que, con su propia vida, formuló Simone de Beauvoir, para ver si nos atrevemos a pensar lo que no queremos pensar.
Espero contar con vuestra compañía.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí:

footer test