Antonio Gramsci: Vivir significa tomar partido

Antonio Gramsci:
vivir significa tomar partido

Con el propósito de conmemorar el quinto aniversario de la Internacional Comunista en 1924, decía Antonio Gramsci que no existía mejor manera para ello que “hacer un examen de conciencia, un examen de lo poquísimo que hemos hecho y del inmenso trabajo que todavía debemos realizar, contribuyendo así a aclarar nuestra situación”. La actitud política de Gramsci que se deja entrever en estas palabras, nos exige tenerlo en cuenta a 80 años de su muerte para presentar, compartir y discutir algunas de sus ideas. El carácter de un hombre que olfateó y vivió el ascenso del fascismo europeo, que pagó con la condena de su carne en la oscuridad de la prisión y con la amputación de su ejercicio político, nos pone de cara a la posibilidad de pensarnos hoy en el marco de una sociedad desigual, injusta y destructiva que todavía impide, de diversas formas, el ejercicio pleno de la actividad política.
Tanto para nosotros como para Gramsci, la configuración del mundo capitalista es la principal imposibilidad para el surgimiento de una sociedad democrática que sirva de base y promueva el desarrollo de todas las facultades humanas. Teniendo esto en cuenta, desde el Centro de Estudios Estanislao Zuleta (CEEZ), nos disponemos a conversar en torno a la figura de Antonio Gramsci y en función de los problemas que lo ocuparon a lo largo de su vida, muchos de los cuales siguen siendo problemas de nuestro tiempo.

Vea el video de la conferencia haciendo clic aquí: