En primer lugar, soy escritura (Katherine Mansfield)

En primer lugar,
soy la escritura
(Katherine Mansfield)

Murió muy joven, demasiado joven, apenas de 34 años, pero fue suficiente para vivir una vida intensa, para hacer una literatura inolvidable. Se integró a esa serie de valientes mujeres (Lou Salomé, Isadora Duncan, Camille Claudel, Marguerite Yourcenar, Milena Jesenska, etc.) que a comienzos del siglo xx reclamaron para sí el más preciado bien humano: la autonomía personal, y que con su particular actitud mucho contribuyeron a desbrozar el camino de la libertad para las mujeres venideras. El amor, la sexualidad, la muerte, el matrimonio, la soledad, la angustia, la enfermedad fueron asuntos cercanos a su vida y a su obra. Como Kafka, como Chejov, como Proust, coetáneos suyos, murió sin querer morir.
A conocer un poco a esta feliz y adolorida mujer, a aproximarnos al valor de su obra, a seguirla en sus luchas y en su soledad, a acompañarla en su indeseada caída en la muerte, en fin, a conocer un bello ser humano, es a lo que les invito en la Biblioteca Pública Piloto, este martes 2 de mayo a las 6:30 p.m.
Entretanto los dejo con unas palabras de Katherine Mansfield que la retratan de cuerpo entero: “El estado de indiferencia es realmente extraño en mi naturaleza y vivir en él es la única forma de infierno que yo puedo concebir”.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí:

Dejar un comentario