Una mujer entre el amor y la revolución (Rosa Luxemburgo)

Una mujer entre el amor
y la revolución
(Rosa Luxemburgo)

La noche del 15 de enero de 1919 era fría y desapacible cuando un escuadrón de asalto del ejército alemán arrestó en Berlín a Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht, los dos más notables dirigentes de la Liga Espartaquista, núcleo del recién fundado Partido Comunista Alemán. Los llevaron a un hotel, los torturaron sin piedad hasta hacerles perder la consciencia, los cargaron malheridos y le descerrajaron a cada uno un tiro a mansalva. Luego “la rosa roja del socialismo”, posiblemente todavía con vida, es arrojada a las aguas congeladas de un río que pasa por allí. Su cadáver sólo aparecerá cuatro meses más tarde. A Liebknecht también lo lanzan a otro río cercano, con igual final.
Pero detengámonos un momento en nuestra Rosa. ¿Qué tiene esta mujer que no se eleva más de 1.50 del suelo, que padece de una ligera cojera que trata de disimular, oradora fascinante, lectora infatigable, escritora original, sensible a la gran literatura, amorosa de la naturaleza, de las plantas, de la música, de la pintura, lúcida dirigente, aguerrida en la polémica, firme en sus convicciones, valiente a la hora de arriesgar hasta la vida por su causa social, cautivante conversadora y apasionada a más no poder por el hombre amado (esto lo veremos con cierto nivel de detalle), qué tiene, repito, una mujer así como para desatar la ferocidad impía con la que los esbirros del régimen pusieron fin a su valiosa vida cuando iba a cumplir apenas 48 años? Responder esto es lo que me propongo hacer en la conferencia, pero de momento puedo anticipar una clave revelada en palabras de la misma Rosa Luxemburgo: “Luchar por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres”. Fue esto lo que no le perdonaron. Pero es por esto que hoy la recordamos.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí: