Estanislao Zuleta a 27 años de su muerte

Hace 27 años dejó de existir Estanislao Zuleta, en mi concepto, el más importante pensador y ensayista colombiano y, sin duda, uno de los más creadores y enriquecedores en América. Sobre sus complejos aportes (que se refieren a numerosos temas como por ejemplo, a la complementariedad dialéctica entre marxismo y psicoanálisis, a la iniciación de una crítica literaria interpretativa, nueva en nuestro medio; a una exégesis de grandes creadores en el campo de la filosofía y la literatura —en las cátedras y conferencias que realizó durante décadas— así como al aporte creativo de algunos ensayos filosóficos de que es autor) se necesitaría escribir rigurosos y exigentes estudios. A algunos aspectos de esa obra, rica y variada, me he referido, con alguna extensión, en el ensayo “Zuleta: el amigo y el maestro”, publicado en un libro de “Memorias…” por la universidad de Los Andes; también en la conferencia, “Estanislao Zuleta; algunos aportes de su pensamiento”, y en el prólogo a la compilación de sus conferencias sobre “Thomas Mann: la montaña mágica y la llanura prosaica”, editada gracias a mi gestión como director de publicaciones de COLCULTURA y que fue el primer libro de Zuleta y el que lo lanzó a escala nacional, con 10.000 ejemplares. A esos escritos me remito para completar este mensaje de ocasión y excusar su brevedad y obligatorio esquematismo.

En este recordatorio, deseo destacar ante todo, el carácter de búsqueda permanente, de insatisfacción y de ensayo, que tiene la obra de Zuleta, aunque, claro está, siempre sobre la base tácita o explícita de un desarraigo radical y crítico respecto al Sistema imperante y respecto a otros ya vencidos. Esa apertura multifacética, esa resistencia lúcida a un saber que se pretenda concluyente y que aspire a ser una “pura doctrina”, indiscutible y partidista, explican el hecho de que esa obra se pueda abordar desde muy diversas perspectivas y de que sea accesible a través de muchos y diversos conflictos. Más que conclusiones o presuntas conquistas filosóficas, Zuleta nos ha legado una fecunda complejidad metodológica (saturada de contradicciones fructíferas) y un compendio de sugerencias, interpretaciones y orientaciones, en la lectura de los grandes autores (especialmente de la modernidad pero partiendo de los clásicos griegos), convirtiéndose así en suscitador de profundas inquietudes e indagaciones trascendentes e influyendo ampliamente en los mejores representantes y compañeros de su generación y de las posteriores.

Siempre estuvo en guardia frente a las pretensiones de monopolizar la verdad, y de diversas maneras se refirió a esa ambición como una amenaza de censura y avasallamiento. Su afirmación, por ejemplo, de que sólo la lectura a través de los propios conflictos es verdaderamente productiva de un cambio existencial, resulta modificando en forma audaz la jerarquía de los autores y relativizando la tradición académica, y en una conferencia, “A la memoria de M. Heidegger”, hace suyo el método existencial de conocimiento de este filósofo, cuando dice: “la Selva Negra figura continuamente en su obra como metáfora, por ejemplo en el ensayo, Qué significa pensar, donde afirma: en el bosque hay caminos; muchos de ellos no conducen a ninguna parte, pero sólo el que se ha extraviado innumerables veces en ellos, aprende a conocer el bosque. Y así el bosque funciona como metáfora del conocimiento.”

En esta fecha dolorosa, quiero, para finalizar, expresar mi deseo de que esta conmemoración resulte una ocasión más para fomentar el diálogo y la unidad eficaz, entre quienes hemos asimilado y difundido su valioso legado, de modo tal que su radio de acción se amplíe cada vez más y sea cada vez más fructífero.

Eduardo Gómez
Poeta y Novelista
Amigo de Estanislao Zuleta
Jubilado de la Universidad de los Andes

El peso de nuestro pasado en lo que somos

El peso de nuestro pasado
en lo que somos

«La historia ese diálogo perpetuo entre el presente y el pasado»
Lucien Febvre

Es un lugar común decir que somos seres históricos, valga decir, que los seres humanos estamos hechos en la materia del tiempo y por tanto, signados por la finitud.

La conferencia que ofreceré bajo el título “El peso de nuestro pasado en lo que somos”, pretende reflexionar sobre la fundamental necesidad de hacer del pasado colectivo un territorio significado que, por ende, nos ayude a entender por qué somos lo que somos y no otra cosa, y nos permita reconocer con cuáles fuerzas e ideales contamos para aventurarnos a inventar el futuro.
No está de más recordar que esta conferencia inaugura un evento nuevo del Centro de Estudios Estanislao Zuleta (CEEZ) que, con el formato de una conversación libre de tres personas, miembros del mismo CEEZ, de cara al público, abordará los terceros miércoles de cada mes una serie de grandes acontecimientos históricos de especial aniversario en el 2017 y de indiscutible importancia en nuestro propio destino como sociedad. Contamos, pues, con vuestra compañía y con vuestra amabilidad para ayudarnos a difundir entre amigos y conocidos esta invitación.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí:

Vivir es lo más raro que hay en el mundo (Oscar Wilde)

Vivir es lo más raro
que hay en el mundo
(Oscar Wilde)

Wilde, exquisito e irreverente, desató una mordaz crítica contra su época y su sociedad, pero no calculó la desproporcionada violencia y ferocidad con la que se le respondería y de resultas de lo cual se extinguirían prematuramente su vida y su obra. Wilde cuestionó frontalmente la moral sexual, el papel del periodismo, el empobrecimiento cultural moderno, el trabajo enajenador y el daño material y espiritual que inflige una sociedad que hace de la propiedad privada un medio y un fin absolutos. La implacable respuesta de todos los poderes confabulados delineó el trágico final del autor de El retrato de Dorian Gray.
Esta conferencia buscará traer hasta nosotros el drama que se entretejió entre vida y obra de Wilde, por un lado, y poderes sociales hegemónicos, por otro, para resaltar en el agudo autor del Reino Unido la pertinencia de su encendido reclamo a favor de una sociedad más digna y una humanidad regida por ideales más elevados. Espero, pues, que nos podamos encontrar para compartir una mirada al aporte de Wilde y a su vigencia en nuestros días.

Asesinato de Yuliana Samboni

El Centro de Estudios Estanislao Zuleta hace suyas las palabras de La Organización Nacional Indígena de Colombia y rechaza rotundamente el crimen contra Yuliana Samboni. ¡NI UNA MENOS!

ONIC RECHAZA TORTURA, VIOLACIÓN Y VIL ASESINATO DE LA MENOR YANACONA YULIANA SAMBONI MUÑOZ

La Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC, repudia el atroz crimen contra la niña indígena del pueblo Yanacona Yuliana Andrea Samboni Muñoz, quien a sus 7 años de vida conoció la crueldad y la misoginia (odio a las mujeres) producto de una sociedad machista, racista e inequitativa.

Este acto ignominioso ocurre a escasos diez días de haber adelantado múltiples acciones en el marco del Día Internacional de la No Violencia contra las mujeres; y en plena campaña de ’16 días de activismo contra la Violencia de Género’.

Para la sociedad civil, hombres y mujeres indígenas este crimen tuvo efectos devastadores e irreparables en la vida de la niña y su familia, Juliana sufrió tortura y violencia sexual por parte del agresor que cegó su vida, extendiendo este daño irremediable al Pueblo Yanacona, al que le reconocemos su cultura y resistencia por la pervivencia. El dolor de su familia es también el nuestro y sabemos que nada le devolverá la vida, una semilla de vida que apagaron violentamente.

Es por esto que todos los Pueblos Indígenas de Colombia a una sola voz exigimos justicia; no aceptamos argumentos ni acciones que intenten justificar o atenuar este horrendo crimen bajo el diagnostico de salud mental o cualquier otro que conlleve a la impunidad del acto. Por la VERDAD, que permita esclarecer las condicione en las que se dan los hechos. JUSTICIA, castigo ejemplar condenando a los responsables a la máxima pena por estos hechos. REPARACIÓN para la familia y MEDIDAS para que el Estado Colombiano garantice la no repetición de estos horribles actos sobre la vida de ninguna niña o mujer y para que los pueblos indígenas no tengan que abandonar sus territorios en búsqueda de mejores condiciones de vida o huyendo de la violencia.

Instamos a la Fiscalía General de la Nación; realizar las acciones pertinentes de investigación judicial para la custodia de las pruebas y que el caso de la menor Yanacona Juliana Andrea Samboni Muñoz no quede en la impunidad como muchos casos más de feminicidio, teniendo en cuenta el poder que ostenta el sospechoso y su familia.

Muerte de Fidel Castro

Fidel Castro

Ahora el mundo burgués y sus epígonos de todo tipo y pelambre – académicos mandarines, periodistas acomodados, todos a una publicistas del sistema social dominante – harán con la muerte de Fidel lo que siempre gustan de hacer cada que muere un gran personaje que ha tenido la osadía de combatir el orden de cosas reinante, es decir, el capitalismo craso y despiadado: lo desocializarán, lo deshistorizarán y lo despolitizarán, reduciéndolo todo a un asunto personal del gran líder, a sus propósitos, intenciones y capacidades, para terminar donde siempre les encanta llegar y que les permite escamotear el análisis social: el juicio moralizante. Entonces, mediante este vulgar paso de mano, ya sabemos lo que se dirá, llenando páginas y páginas de prensa, horas y horas radiales, canales y canales telemáticos: Fidel un sátrapa, un dictador embebido en su poder y entregado al goce de oprimir a su pueblo por la simple determinación de su espíritu tiránico. Listo, nada de lo social se interroga, nada de esto se pone en cuestión, el asunto es muy simple: un individuo de ambición perversa por el poder arrastró a su sociedad al desfiladero del totalitarismo. La solución está a la mano: muerto el cruel sólo resta que Cuba retorne al mercado, emblema de “la libertad y el desarrollo” que desde hace 250 años promete – sin cumplirlo – el sacrosanto mundo burgués. De antemano da náuseas esta avalancha de “análisis” que nos aguarda por estos días y los “sesudos” comentarios de los cancerberos universitarios y mediáticos del orden establecido.
En consonancia con esto, nos corresponde a quienes no jugamos este juego justipreciar la figura y el papel de Fidel como un hombre de gran talla que enfrentó valientemente al capitalismo omnipotente, evaluación del cometido de Fidel que, sin menoscabo de opciones erróneas que haya tomado y de las cuales ha de hacérsele responsable, tiene que inscribirse en un contexto social, histórico y político, no sólo nacional sino internacional, pues las decisiones de un dirigente no responden a su mera voluntad y capricho, esto es, no es por un gesto individual que se llevan a cabo, por el contrario, sus movimientos y acciones se despliegan según la correlación de fuerzas sociales, intra e internacionales, que determinan su margen de movimiento y decisión. Recordemos y destaquemos críticamente la figura de Fidel, sin incurrir en el tergiversador “análisis” de los moralizantes de turno, sacando a relucir lo que estos gustan de encubrir en su apología del capitalismo: que la feroz y despiadada posición del imperialismo norteamericano ( igual que lo había hecho con Jacobo Arbenz en Guatemala o con Salvador Allende en Chile, por mencionar dos de su largo prontuario de intervenciones “democráticas” consumadas a sangre y fuego para defender la libertad burguesa de “acumular, acumular, acumular” ) y de sus países áulicos en América ( entre los cuales nuestro país fue uno de los que más rápida y dócilmente se arrodilló ante el mandato norteamericano ), limitó y deformó grandemente el margen de opciones económicas, sociales y políticas de que dispusieron los revolucionarios de Sierra Maestra.
Que ahora el imperialismo, sus países lacayos ( ¡ay, Colombia!) y sus corifeos académicos y mediáticos, no nos distraigan de hacer una ponderada evaluación crítica del papel histórico jugado por un hombre del que, por lo pronto, se puede decir que en materia de dignidad, compromiso y coraje social, está a años luz de los Laureano Gómez, Alberto y Carlos Lleras, Alfonso López Michelsen, Julio César Turbay, Misael Pastrana (padre e hijo, la misma calaña), Juan Manuel Santos y (dejando de mencionar una larga lista que caben aquí) el epítome de todos: el impresentable y avergonzante Álvaro Uribe, personajes estos que no representan sino la furia que los dioses quisieron descargar sobre nuestro atribulado país por algún ignoto crimen que cometimos en el albor de los tiempos. Fidel merece que tengamos con él la exaltación de una memoria crítica que se oponga frontalmente a quienes aprovecharán su muerte para, de manera simplista, defenestrar su recuerdo y el ecuánime reconocimiento que por siempre le deberemos.

Carlos Mario González
Director del Centro de Estudios Estanislao Zuleta (CEEZ)

Marx: su amor capital, Jenny (Karl Marx)

Marx: su amor capital, Jenny
(Karl Marx)

“El progreso social puede ser medido por la posición social que ha alcanzado la mujer”
Marx

En esta ocasión la atención estará puesta en el plano afectivo y personal de un hombre que entregó su vida al propósito de cambiar el mundo. El mismo Marx decía que la medida del cambio por el que uno lucha se expresa en el cambio que uno expresa en la propia vida personal. En esta conferencia le preguntaremos a Marx por su propia revolución personal, fundamentalmente en su condición de amante respecto de esa fascinante mujer que fue Jenny von Westphalen, su esposa; pero también lo seguiremos en su papel de hijo, de padre de estas tres valiosas hijas suyas, que fueron Jennychen, Laura y Eleanor; y de amigo en ese ejemplar vínculo de 40 años que sostuvo con Engels, pero también en el que lo ligó a Guillermo Wolff, aquel a quien le dedicó ni más ni menos que El Capital. Sus virtudes, pero también sus fallas, en este crucial ámbito del destino de cualquier ser humano que es el de la vida afectiva, serán el objeto de esta conferencia a la que les invito cordialmente.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí:

Cumpleaños Carlos Mario González

¡Feliz Cumpleaños a Carlos Mario González!

Profesor de la Universidad Nacional, Intelectual, Fundador del Centro de Estudios Estanislao Zuleta… nuestro maestro.

El Lector

¿Quién le conoce, a éste que bajó
su rostro, desde un ser hacia un segundo ser,
quien sólo el veloz pasar páginas plenas
a veces interrumpe con violencia ?
Ni siquiera su madre estaría segura
de si él es el que allí lee algo, empapado
de su sombra. Y nosotros, que teníamos horas,
¿qué sabemos de cuánto se le desvaneció
hasta que, con esfuerzo, alzó la vista?
cargando sobre sí lo que, abajo, en el libro,
sucedía, y con ojos dadivosos, que en vez
de tomar, se topaban a un mundo pleno y listo :
como niños callados que jugaban a solas
y, de pronto, vivencian lo existente;
mas sus rasgos, que estaban ordenados,
quedaron alterados para siempre.

—Reiner Maria Rilke

Vocabulario para la Paz

Un apuesta mancomunada para aportar a una Colombia más sensata, incluyente, justa y pacífica.

«Si alguien me objetara que el reconocimiento previo de los conflictos y las diferencias, de su inevitabilidad y su conveniencia, arriesgaría paralizar en nosotros la decisión y el entusiasmo en la lucha por una sociedad más justa, organizada y racional, yo le replicaría que para mí una sociedad mejor es una sociedad capaz de tener mejores conflictos. De reconocerlos y de contenerlos. De vivir no a pesar de ellos, sino productiva e inteligentemente en ellos. Que sólo un pueblo escéptico sobre la fiesta de la guerra, maduro para el conflicto, es un pueblo maduro para la paz.»
Estanislao Zuleta

Haga click aquí para descargar el Vocabulario para la Paz

La verdad se paga (Sigmund Freud)

La verdad se paga
(Sigmund Freud)

“El hombre viejo en vano se afana por el amor de la mujer, como lo recibiera primero de la madre; solo la tercera de las mujeres del destino, la callada diosa de la muerte, lo acogerá en sus brazos.”
Estas palabras del rey Lear, de Shakespeare, las hizo Freud suyas a la hora de pensar en los tres lugares que ocupa la mujer en la vida del hombre. La mujer, la sexualidad, la muerte, el amor, el deseo, etc., todo esto visto en el contexto de la particular concepción de Freud sobre la criatura humana como sujetada a lo inconsciente, más el rastreo de una vida que asumió con valentía su destino, sin rendirse ante los costos de sus decisiones y sin doblegarse ante los errores en que incurrió, en síntesis, el valor de una obra y el coraje de su creador serán el centro de atención de esta conferencia a la que gustosamente les estoy invitando.
Espero que nos podamos encontrar para desarrollar estos asuntos.

La indeclinable voluntad de ser sí mismo (Friedrich Nietzsche)

La indeclinable voluntad de
ser sí mismo
(Friedrich Nietzsche)

“No queremos que con nosotros sean indulgentes nuestros mejores enemigos, ni tampoco aquellos a quienes amamos a fondo. ¡Por ello dejadme que os diga la verdad!”
Nietzsche

Cuatro propósitos animarán esta conferencia: 1) Qué quiere decir en Nietzsche ser “sí mismo”, en función de lo cual desplegó la voluntad de forjar su destino; 2) Mostrar la íntima relación que hay entre la vida de Nietzsche y su obra; 3) Evocar sus conceptos fundamentales: la muerte de Dios, la voluntad de poder, la transvaloración de todos los valores y el superhombre; y 4) Defender a Nietzsche de esas visiones dogmáticas que se niegan a reconocer dificultades, errores e insuficiencias en su pensamiento filosófico.
Espero que nos podamos encontrar para desarrollar estos asuntos.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí: